Donate Now Goal amount for this year: 4030 EUR, Received: 40 EUR (1%)
(*Donation progressbar standing is unconfirmed.)
If you have donated, comment in this: donation thread, so we may review it.
Unfortunately we've lost the ability to generate ad revenue, because of some links to copyrighted content, which were posted by certain members, so now we solely depend on donations to keep this site running.
Please support the website with your donation.

Any donation will help!

Results 1 to 3 of 3

Thread: Análisis: J´en ai marre.

  1. #1
    Alizée Newbie
    Join Date
    16th Apr 2011
    Posts
    12
    Rep Power
    16

    Post Análisis: J´en ai marre.


    Holas, les dejo este análisis que hice hace un tiempo.
    Dedicado a todos los que aprecian a Alizée Jacotey y/o su icónico baile del pescadillo. Este trabajo y en especial las “contradicciones y observaciones del baile” están fundados en la presentación vinculada al enlace de abajo. Sugerencias: es bueno ver primero la presentación completa para refrescar el recuerdo. No es "necesario" leer las contradicciones y observaciones al abordar la lectura.
    Enlace “J´en ai marre”, gócenlo:





    Análisis JEAM

    La Danza: interpretada por la preciosa francesa Alizée Jacotey exhibe profundas contradicciones, expresiones de inocencia y lujuria, meneos ingenuos y sugestivos y posturas tímidas y desinhibidas que forjando un trasfondo escrupuloso, y ávido de insano escrutinio, invitan, a la mente masculina, a caminar por las riberas del enigma decencia y picardía.

    Contradicciones y observaciones del baile:

    (0:00) Al comenzar el video se aprecia que las manos de Alizée están encogidas y sobre la parte inferior del abdomen, interesante y sugerente postura que de ser deliberada arrima la falsa impresión de presumirla nerviosa, incomoda y pudorosa. Pero de no ser este el caso denotan entonces un rasgo de timidez, o decoro, que puede debérsele al provocativo trajecito que utiliza y/o la situación en la que se encuentra.

    (0:11) Al iniciar el baile se hace evidente lo contradictorio que es, ya que, de repente, ella empieza a mover sus piernas, y posteriormente sus caderas, en carácter fluido y natural, casi desvergonzado, que se contradice totalmente con las señales del comienzo, sembrándose así desconcierto y más que nada atractivo, el incentivo por saber sí esta dulce menina “actúa” o es un quimérico fruto de la enajenación, una jovencita tímida y débilmente pudorosa que cambia de ser y sorprende de súbito.

    (0:20) Posteriormente, cuando canta “tengo la piel suave” -en francés-, eleva su mano izquierda y seguidamente la baja en un movimiento estirado y tentador, comenzando por el busto, la cintura y finalmente la cadera, la cual resalta con las dos manos obteniendo un resultado redondo, ir por la libido en el ente masculino, sumándole al juego su rostro que desvergonzadamente sostiene una clara intención de lujuria. Ya no cabe duda, el baile fue concebido para cebar.

    (0:23) ¡Lujuria!

    (0:36) Hasta aquí la danza es claramente insinuante, pero al cantar “mi pez rojo, en mi baño de espuma”, se aprecia la refinada motricidad y coordinación que poseen sus movimientos, especialmente sus manos que giran y atraen , y confunden a la imaginación; probablemente vestigio de su temprano adoctrinamiento en la danza, más precisamente el flamenco. No obstante, es sorprendente como el contoneo de las caderas concuerda siempre, y perfectamente, con el movimiento de estas.

    (0:49) Seguidamente, cuando canta “no tengo problemas, flojeo, no es difícil, flojeo”, hace un movimiento particular, exhibe de vaivén las caderas al tiempo que se encoje de hombros en un meneo presumiblemente despreocupado, como desconociendo la sugestión que conllevan sus movimientos, que sumado a una sonrisa fascinante -que bien podría ser la de un ángel-, alimenta la extraña sensación de entreverla inocente cual fuera de toda trama de libido.

    (1:22) Posteriormente, vuelve a realizar un movimiento que aunque diferente al anterior transmite la misma extraña sensación. Transcurre cuando Alizée canta “todo es delicioso, camas de blanco”. Ella eleva los brazos y dibuja con sus manitas un juego cautivador, luego las entrecruza por un instante y seguidamente las baja resaltando con ambas manos su busto -precioso movimiento-, pero en el momento en que destaca su seno esboza una sonrisa cándida que más que decir sorpresa confunde, anteponiéndose así el interrogante: ¿Sabe realmente lo que hace?

    (1:36) Seguidamente se oye el estribillo, que comienza con las palabras “estoy harta de los que lloran…”; y es aquí donde más se luce su habilidad y talento para la danza, mediante fugaces y engañosos movimientos que vierten la falsa impresión de parecer sencillos a causa de la calidad en la que son ejecutados.

    (2:10) ¿Qué ves cuando me ves?

    (2:24) Luego, cuando canta “descanso, y me relajo”, levanta el dedo índice de ambas manos y las coloca frente a ella mientras agita su cadera al compás del bajo ritmo, invitando con cuidado a la fantasía inconfesable que ha sabido filtrarse, para bien o para mal, desde el primer segundo en la mente.

    (3:06) Posteriormente el estribillo se presenta de nuevo, y al concluir este, ella comienza a voltearse observando por sobre su hombro derecho con cierta tensión en su rostro, lo que arrima a suponer que está incomoda, contrariada. En este preciso momento comienza a mover sus posaderas -que forma delicada de decir cola, es por respeto a Alizée-, y así sin advertencia, ni asomos de reverencia, se aprecia por primera vez el pez rojo. Pero al ver nuevamente su rostro la sorpresa dice presente, sus facciones sostienen una sonrisita traviesa y picara que se contradice totalmente con lo acontecido. La confusión es sucedida, así como también la curiosidad de saber si esta, o no, incomoda.

    (3:23) Después, cuando tararea “badabadabambam, badabadabambam”, el movimiento es monumental, sublime y vehemente. La rotación de las manos es prodigiosamente el señuelo, las sucesivas ondas que recorren su cuerpo invitan a la fantasía del nado y la expresión de su rostro en este meneo icónico del baile es, en simples palabras, un arma mortal que abusa de la seducción. Por otra parte cabe destacar que el movimiento es utilizado en el juego World of Warcraft como la danza de los elfos de la noche.

    (4:07) Posteriormente el estribillo se presenta por tercera y última vez, y al concluir, Alizée le regala a su público un último vistazo del travieso pez rojo acompañado por movimiento de sus posaderas -solo ella, y nadie más que ella en este enorme mundo puede hacer esto sin parecer vulgar-. Toda una muestra de sensualidad sin rozar jamás lo ordinario; bajo el inquietante hálito de su aparente inocencia.

    El atuendo: lejos de todo exceso de dermis, y cerca, muy cerca del fetichismo bien disfrutado, esta obscura y pecaminosa prenda devenida del hedonismo vicia los sentidos e incita a la imaginación, que al dejo de los instintos ni si siquiera vacila en intentar ver tras tanto negro, y penetrar así en el misterio de cuan suave pueda serlo. Tenso, pero a la medida precisa de su exquisito cuerpo, resalta virtudes naturales y mejora proporciones corporales que ya de por sí son idílicas. El atractivo pañuelo que rodea su cuello presenta los hombros descubiertos luciendo, en todo su esplendor, la redondeada femineidad de su forma. El significativo busto es propio en ella y es muy inteligente, por parte de quien diseño el traje, no resaltarlo a sobremanera pues se convertiría entonces en un ordinario intento por ganar la atención masculina. Es interesante como el traje acentúa su cadera haciendo por ende que su cintura se vea más delgada, esto es debido a que el vestidito termina a la altura de la entrepierna, en la parte más ancha de las caderas -para ver mejor como el traje resalta esta parte de su cuerpo véase los videos “Ella, elle l´a” y “La isla bonita”, donde supo lucir una especie de jogging, y compáreselos con el tamaño de sus caderas en “J´en ai marre”-. El pescadito no es parte importante del atuendo en lo que a proporciones se refiere pero es la parte de este que más se vincula con la letra de la canción, y además, es tan peculiar verlo en la nalga derecha de Alizée que se queda grabado por siempre en la memoria, y el corazón por qué no. Y entre el suelo y la belleza, los elevados tacos que estilizan sus piernas esgrimen dimensión de pasarela y suman de mérito, a su ya fuera de serie, habilidad para la danza.

    Su cuerpo: deliciosamente atractivo, curvilíneo, digno de admiración y asimismo refinado pues nada resalta por sobre los demás atributos, es decir, posee curvas muy atractivas, hombros femeninamente redondeados, hermoso busto, cintura delgada, cadera significativa y estilizadas piernas que conviven en perfecta armonía dando como resultado un físico envidiablemente proporcionado, y como si esto fuese poco su rostro es sorprendente, roza la perfección y quita el aliento, pero irónicamente no se destaca más que su físico y hace de Alizée una mujer en donde nada es “opulento o escaso”, en resumidas palabras, es perfecta. Cabe destacar que observando minuciosamente otras presentaciones en vivo, y fuera del deslumbramiento que el trajecito del pescadito pueda provocar, se evidencia que su rostro es absolutamente único y sin lugar a dudas está un “escalón” por encima de sus demás atributos.

    Su voz: partiendo del hecho, esta presentación es playback pues nadie puede mantener el tono de su voz constante al mover el cuerpo así de rápido, concluyo; la voz que se oye en la presentación es obviamente la de Alizée Jacotey. Su voz es cálida, suave, entrañable y sobre todas las características, femenina, y al oírla en j´en ai marre lo primero que se aprecia es esa femineidad que emana de su tierna voz y que remonta un vago susurro al oído, como sí se tratara de un idilio de ensueño, lo cual concuerda perfectamente con lo observado, una fantasía hecha realidad. Su voz, al ser tan femenina e íntima, puede también contribuir al erotismo de la presentación.

    La letra: partiendo de la base de que no sé francés creo significativo destacar que al leer la traducción, en un principio, resulta tonta e ingenua. Pero con una inspección más cercana se torna evidente que tiene un doble sentido. La letra hace referencia al “placer solitario” y no profundizaré en este aspecto porque las reglas del foro dicen…ya lo saben.

    Conclusión: Esta presentación cautiva la atención en un principio gracias a la extraordinaria belleza de Alizée y el sugestivo traje que utiliza, también puede hacerlo mediante su delicada voz, pero generalmente queda “opacada” por las primeras dos. Posteriormente, se evidencia que sus movimientos son exquisitos, refinados y además íntimamente sugestivos. Pero al observar detenidamente el video, lo que equivale directamente a aumentar las vistas en los contadores de YouTube, se aprecia que esta presentación totalmente única encierra contradicciones profundas que exigen, a fuerza de incoherencia, desenredar la quimérica ilusión que han proferido, el hechizo de su dualidad, decencia y picardía. La manifestación más evidente y por tanto la que encierra más incoherencia sucede en los minutos (0:49) y (1:22) expuestos en las contradicciones y observaciones del baile, donde se aprecia a Alizée reflejar inocencia al tiempo que incita mostrándose al contrario ¿pero como es esto posible? Dicha encrucijada debe resolverse identificando cual de los dos aspectos, inocencia o libido, es falso, arribando por defecto a la autenticidad y recuperando así el raciocinio. La libido no puede ser falsa pues el espectáculo indiscutiblemente despierta lujuria, al menos en quién masculino, por tanto, la dicotomía sólo cobra sentido si se conviene que la parte restante es simulada, y entonces, todos esos gestos, señales e insinuaciones de timidez, pudor y mesura se convierten en una trivial farsa, un frívolo producto de su gracia que alimentando fantasías ve tentar, a la mente masculina, a sus encantos. De modo que, y escatimando menosprecio, el baile que antes complejo se transforma así en un simple engaño de la francesita.

    La otra cara: luego de arribar a la factible y en cierta medida desconcertante conclusión queda algo muy importante por precisar, a esta conclusión ciertamente lógica sólo llegan los que ven el video sin conocer realmente a la mujer detrás del trajecito, porque cuando uno lo hace, todo, absolutamente todo cambia. Cuando empezamos a conocer a la francesita lo primero que hacemos es leer su biografía, investigar sobre su discografía y en el proceso ver fotos y videos de ella, pero en este mar de información “cibernética” hay un factor común que salta a la vista de inmediato, su personalidad. Entre las muchas particularidades de su temperamento se aprecia claramente que ella es una buena persona por como se expresa al hablar y porque no tiene “manchas” en su pasado, se aprecia también que posee rasgos de timidez por su postura corporal en entrevistas televisivas y porque revela muy poca información de su vida personal, asimismo, se ve que es una persona francamente humilde por la sencillez con la que saluda a su público y porque no hace alarde de su belleza ni la utiliza con desmesura, y además -entendido esto como subjetividad fanática sin dejar apartado el hecho de que su apariencia es inocente-, sus ojos vierten el indescriptible brillo de la pureza. Personalidad ciertamente contraria a la de la mujer que supo conducirnos, por razón de sus encantos, a deducir que fingía tales características. Esta contradicción es meritoria de una excelente actriz pues ella es tan buena representando su personaje de fantasía, y la sensualidad y la picardía que esto conlleva, que para quienes la desconocen es entendida como sí estuviese tejiendo un deliberado engaño, porque es más convincente el personaje que ha creado que las ínfimas señales que surgen de su personalidad.
    Cabe destacar, refiriéndose a la presentación, que su inocencia no debe ser entendida como ignorancia, ya que al partir de la base “ella es una persona con rasgos de timidez” se aprecia que el trajecito le confiere incomodidad, que en este caso, sólo puede debérsele a la conciencia de lo que se esta insinuando -véase el apartado El atuendo-.
    Por otra parte, y a posteriori, se la verá escurrir a través de gestos y contadas palabras una aptitud recelosa en casi todas las ocasiones en las que se la ve refriéndose a su anterior etapa, tutelada por Mylène Farmer, desprendiéndose, por tanto, un hipotético atisbo de que ha experimentado aquellos años como sobre exposición de su imagen, lo cual es, de no ser una apreciación errada, un elemento más para discernir tal inocencia de la ignorancia.

    La Magia:

    Conclusión personal: esta presentación me volvió, me vuelve y me volverá loco ya que es lo mejor que he visto en mi vida a través de la fría pantalla de mi computador. Gracias por existir Alizée Jacotey.


    Fin
    Bueno, si llegaron hasta aquí les digo gracias por leerlo completo y porfas comenten que les pareció, y sí no están de acuerdo con algo que escribí, critiquen, no hay problema, y sí creen que me falto algo súmense y agreguen ese algo. Saludos y un nuevo gracias, ya sé que es casi muy largo. XD

    Last edited by Negroanonimo; 29th April 2012 at 13:22.

  2. #2
    Alizée Interested
    Join Date
    28th Feb 2012
    Posts
    30
    Rep Power
    13

    Default

    Muy bien un análisis muy pasional, compañero.

  3. #3
    Alizée Newbie
    Join Date
    16th Apr 2011
    Posts
    12
    Rep Power
    16

    Default

    Gracias Spanishfan por la critica, un saludo grande!

Posting Permissions

  • You may not post new threads
  • You may not post replies
  • You may not post attachments
  • You may not edit your posts
  •